Saludo del presidente

QUE TREINTA AÑOS NO ES NADA

Las instituciones, como las personas que las conforman, poseen vida propia. Nacen, pasan por un período de desarrollo, alcanzan la madurez e, inevitablemente desembocan en la extinción. Alguans de ellas ven la luz envueltas por cierto aire de leyenda, tal vez por lo épico del momento en que comenzaron a andar, quizás porque quienes las enseñaron a dar sus primeros pasos poseían el ímpetu que sólo tienen los héroes y los soñadores.

 

En una ciudad de un pais que veía cómo la vida daba un giro completo para dejar atrás un período sin libertades y ofrecer a la juventud la posibilidad de empezarlo todo desde cero, de hacer que la realidad se pareciese a como la había soñado. en medio de aquella vorágine en la que todo debió vivirse con gran excitación, un grupo de amigos que ya había comensado su andadura en el Teleclub quiso dar el salto hacia adelante, puede que sin saber muy bien hasta dónde llegarían, y cumplieron con la burocracia para constituirse y registarce como Centro Cultural E'3, Asociación de Amigos de Écija, eso que hoy conocemos como Amigos de Écija, a secas, con la familiaridad que dan el trato cotidiano y la cercanía. Con denominación tan ilustrada parecía evidente el afán reformista que los movía al emprender el camino; aunque bien es cierto que tras la resonancia dieciochesca quedaba el juego de palabras -no sé si consciente o fortuito- que aludiría a esos amigos ecijanos que se reunían , día tras día, en su sede del Palacio de Peñaflor bajo una tormenta de ideas que no dudaban en acometer.

 

Fueron tiempos heroicos en los que, al menos a quien suscribe, le hubiese gustado estar presente, porque era una de las últimas oportunidades que concedía la historia reciente para introducir cambios visibles en el gran teatro del siglo pasado, Fueron carreras de unsitio para otro, llamadas telefónicas, solicitudes y denuncias con un objetivo bífido -pero no cargado de veneno, sino de esperanza-: recuperar un patrimonio en el más amplio sentido de la palabra, que se venía abajo por décadas de abandono e ignorancia, y reactivar -si no resucitar- una cultura que o había permanecido aletargada o se le había robado al pueblo.

 

A decir verdad, la Asociación no conoció la infancia porque en ningún momento balbuceó, porque siempre habló sin titubear. Y, de ese modo, se sucedieron semanas culturales, jornadas ecuestres, exposiciones, recitales, conciertos, intervenciones para preservar elementos singulares de la localidad, ferias de muestras, publicaciones, certámenes... Un cúmulo de actividades poco frecuente en un lapso de tiempo tan breve. El lector curioso puede acudir a la Revista del veinticinco aniversario; allí reencontrará carteles, recortes, escritos, retales de la memoria colectiva. Podrá, asismismo, certificar cómo esta avalancha cultural no pasó desapercibida más allá del entorno inmediato; de hecho, el Ministerio de Cultura premió la labor emprendida por el E'3: algo que no sucede ltodos los días, pero que además no cegó al colectivo ni lo ensimismó en la soberbia del triunfo.

 

Los rostros fueron cambiando, no todos, porque siempre tiene que haber constantes en las instituciones. y a la primera época de esplendor sucedieron otras, que como la adoslescencia se muestran cargadasd de incertidumbre y conducen al borde de la desaparición: son instantes en los que el frenesí desaparece y todo cuanto había surgido con fluidezqueda detenido por el óxido de la apatía, al igual que sucede con los documentos olvidados, con los primeros programas de mano, con las actas. Por fortuna, esas constantes a las que aludía aparecen y reaparecen del tiempo en tiempo; y permiten que generaciones distintas converjan en intereses y contiendas patrimoniales. Sólo así se entiende que Amigos de Écija, a secas, volviera a conectar con el pueblo cada vez que era necesario, cuando se iba a vender algún edificio singular, cuando se actuaba con alevosía y nocturnidad contra el legado de los antepasados, cuando los nuevos proyectos suponían la perversión del alma de la ciudad, cuando algunos miraban en otra dirección y aquí no pasa nada. sin lugar a duas, esa es la clave par aque una asociación llegue a su madurez -que treinta años no es nada- y sea capaz de mantener su independencia, le pese a quien le pese, sin caer en compromisos ajenos a la CULTURA. Paradójicamente, o tal vez por esos mismo, la última década ha vuelto a traer reconocimientos por parte del Consistorio Local, poniendo para ello de acuerdo a todas las fuerzas del Pleno, o desde la Junta de Andalucía.

 

Tradición y modernidad se hallan presentes en las actividades más emblemáticas de la última década, los Premios en Defensa del Patrimonio Histórico Artístico y las Jornadas de Protección del Patrimonio Histórico; pero son una invariable, además, en el enfoque de muchas de las actividades emprendidas cada año -ahí están los viajes como vía de acercamiento al patrimonio, las publicaciones o una página web- Más allá aún, los dos elementos del binomio se hacen presentes en el germen fundacional de la Asociación, incluso en aspectos de tanta actualidad como la presencia de la mujer en las instituciones: los documentos atestiguan cómo no fueron una ni dos las jóvenes involucradas en el alumbramiento de Amigos de Écija. Quizá el futuro nos depare una presidenta...

 

Entretanto nos queda mucho por hacer, mucho por lo que luchar... Que treinta años no es nada y el final del camino aún está lejos.

 

Últimas noticias

Presentación del libro "Cocinando sueños"

La Asociación Amigos de Écija organiza la presentación del libro "Cocinando sueños", de Eva Mª Márquez. Será en la Biblioteca Municipal el dia 5 de diciembre a las 18:00 h.
Leer más

Concierto de Navidad

Cartel del tradicional concierto de navidad que una vez más será a cargo de la Unión Musical Astigitana dirigida por Javier J. López Padilla. Será el 17 de diciembre a las 12:00 horas en el Teatro Municipal de Écija.
Leer más

Concierto de Año Nuevo

Cartel del concierto de Año Nuevo a cargo de la Banda de Música del "Stmo. Cristo de Confalón" dirigida por Miguel Aguilar Jiménez y con la intervencion éste año de la soprano Caridad Asencio Padilla. Será el domingo 7 de enero en la Iglesia de Santa Bárbara a las 12:00 horas.

Leer más

Callejero

A

Hazte Socio

A

Suscríbete y recibe nuestras noticias

A

El tiempo en Ecija

ASOCIACIÓN DE AMIGOS DE ÉCIJA

WEB INFORMATIVA DE LA ASOCIACIÓN

PARA LA DEFENSA Y ESTUDIO DEL PATRIMONIO

HISTÓRICO Y CULTURAL DE ÉCIJA

Creado por rosalsoluciones.com